Sale

P max Peques 20g (polvo) Sura Vitasan

In Stock

35,50 35,10

P-Max Peques es una exclusiva formula a base de 12 cepas probióticas destinadas a mantener la salud gastrointestinal de los niños desde las primeras etapas de su vida. Cada dosis contiene 10.000 millones de microorganismos viables con una importante presencia de las especies que colonizan de forma temprana el tracto intestinal infantil y que más han demostrado contribuir positivamente en la salud de los niños, favoreciendo el equilibrio de la salud digestiva y apoyando el sistema inmunitario en su función protectora frente los microorganismos patógenos.

Ingredientes: cultivo de bacterias (10.000 mill. de bacterias vivas, ver información nutricional) (en contacto con leche y soja), aglutinante (almidón de patata), inulina (de raíz de achicoria, Cichorium intybus), arabinogalactano (de Larix laricina), antiglomerante (estearato de magnesio vegetal).

Quantity:
Compare Size Chart

PROBIÓTICOS: Microorganismos vivos no patógenos que cuando son administrados en determinadas cantidades producen efectos beneficiosos sobre la salud de los humanos equilibrando la microbiota intestinal y potenciando el sistema inmunitario (aumenta el número de bacterias anaerobias beneficiosas y disminuyen la población de microorganismos potencialmente patógenos a través de un antagonismo/competencia). En los últimos años numerosos estudios de investigación destacan su importancia en niños. La mucosa intestinal constituye la mayor superficie del organismo humano expuesto al exterior y sus células inmunitarias deben hacer frente a una infinidad de patógenos que ingresan por vía oral. La colonización intestinal con ciertas bacterias influye fuertemente en la respuesta inmune desde temprana edad y puede desempeñar un papel significativo en el desarrollo de enfermedades crónicas. No todos los microorganismos probióticos inducen el mismo tipo de efecto sobre la respuesta inmune del huésped: las especies más comunes que han demostrado contribuir positivamente en la salud incluyen Bifidobacterium y Lactobacillus(4,5,6,16,17).

Lactobacillus rhamnosus: Utilizado tradicionalmente en el tratamiento y prevención de diarreas infecciosas causadas por rotavirus y otras enfermedades virales en lactantes y niños. Su efecto barrera modifica la respuesta de los antígenos aumentando la secreción de IgA específicas y produciendo enzimas hidrolíticas que disminuyen la inflamación y la sintomatología a poco más de 1 día. En un estudio en el que se valoraron a 124 niños con diarreas agudas, los que habían sido tratados con L. rhamnosus presentaban menos episodios de repetición y mejoraban la permeabilidad intestinal. Se ha demostrado que L. Rhamnosus es el que ha obtenido mejores resultados en la modulación de la respuesta inmune en niños con alergias, infecciones y en el tratamiento de gastritis aguda. Se ha evidenciado que este microorganismo previene las lesiones de la pared intestinal provocadas por patógenos enterohemolíticos como E.Coli 0157:H7 lo que supone una alternativa terapéutica a los antibióticos para reducir el riesgo de complicaciones sistémicas asociadas a este patógeno. L.rhamnosus también se ha demostrado efectivo en niños con síndrome de colon irritable atenuando el dolor abdominal asociado a este trastorno. Otro ensayo reciente demuestra que la composición de la microbiota intestinal puede contribuir significativamente en el desarrollo de ciertas patologías crónicas como la diabetes tipo I o juvenil y que la reactividad inmunitaria provocada por L. rhamnosus se propone como un factor de protección determinante frente a esta patología. En niños desnutridos graves, L. Rhamnosus reduce el tiempo de recuperación y favorece una respuesta inmune celular óptima durante la rehabilitación. Recientemente, se ha identificado la molécula p40 GG L. rhamnosus como inmunomoduladora y responsable del efecto preventivo de eczema y dermatitis atópica entre los lactantes(1,2,3,7,8).

Bifidobacterium infantis: Microorganismo predominante en la flora intestinal de los lactantes especialmente en los alimentados con leche materna. Se ha demostrado que altas concentraciones de B. infantis aumenta la resistencia natural de los niños a las infecciones por Shigella reduciendo la tasa de diarrea severa causada por este germen, pero desde el destete los niveles de la bacteria disminuyen progresivamente hasta encontrarse en muy pequeñas cantidades. También ha resultado efectivo para tratar el SCI al administrarse cada 24h durante 4 semanas(4,10).

Lactobacillus acidophilus: Ayuda a mantener un ambiente ácido en el tracto intestinal previniendo el crecimiento de bacterias dañinas. Utilizado desde hace años para tratar y prevenir infecciones bucales por levaduras, infecciones del tracto urinario y diarrea causada por antibióticos actualmente un estudio con 89 pacientes ha demostrado su eficacia(11).

Lactobacillus helveticus: Los estudios muestran que previene infecciones gastrointestinales, mejora la protección contra patógenos y modula la respuesta inmune. Las actividades enzimáticas específicas de la cepa podrían mejorar la biodisponibilidad de los nutrientes, la eliminación de alérgenos y toxinas de los alimentos y la producción de péptidos bioactivos en la digestión de proteínas(12).

Lactobacillus reuteri: Microorganismo presente en la leche materna. Los estudios demuestran su eficacia para reducir los cólicos de los lactantes al ayudar a regular la digestión, reducir el estreñimiento, la intensidad y la frecuencia del dolor abdominal(2,6).

Lactobacillus plantarum: Un estudio con 214 pacientes ha demostrado una reducción de los síntomas gastrointestinales en SII tras 4 semanas de tratamiento diario, especialmente el dolor abdominal y la hinchazón(13).

Lactobacillus casei: Un estudio con 251 niños demuestra una reducción de duración y un 20% menos de incidencia en bronquitis, neumonía y fatiga tras 20 semanas de tratamiento diario(14).

Bifidobacterium breve: La administración temprana de este microorganismo disminuye el volumen de aspiración de aire desde el estómago reduciendo la hinchazón y el dolor abdominal. Además contribuye al crecimiento en bebés de bajo peso al nacer(15).

Bifidobacterium longum: Diversos estudios demuestran su eficacia en combinación con otros probióticos en la prevención de la Diarrea Asociada a Antibióticos (DAA) mediante la restauración de la microflora intestinal del niño, así como en el tratamiento de SCI(5,6).

Streptococcus salivarius spp.thermophilus: Un estudio realizado a 50 infantes con cólico del lactante demostró que una combinación de probióticos que incluía esta cepa mejora significativamente la sintomatología frente a placebo(16,17).

Lactobacillus delbrueckii spp.bulgaricus: Utilizado en la producción de productos lácteos fermentados parece poseer actividad inmunopotenciadora que ejerce un efecto antiviral, concretamente sobre el virus de la gripe(16,17).

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “P max Peques 20g (polvo) Sura Vitasan”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your custom content goes here. You can add the content for individual product
Cookies Notice Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.